Te busco a cada instante, a cada minuto, a cada hora del día, te busco igual que un náufrago busca tierra firme, te busco y al hacerlo escudriño cada espacio de mi mente, tratando de sentirte cerca, tratando de negar lo que fue, tratando de idealizar lo que pudo ser, te busco y por más que lo hago solo encuentro sombras, te busco con la esperanza de volver al pasado, de sentir tus cálidas manos, de ver tu rostro, de escuchar tu voz, pero la memoria es frágil y el tiempo la deshace. ¿acaso esa será mi condena? Buscarte con desesperación y no hallarte. Pero es lo que tengo, a lo que me aferro, a memorias rotas y recuerdos nublosos.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar