40 y 20.

40 y 20, eran las edades que tenían mis abuelos cuando se casaron, fue el amor más bonito y puro que he podido ver entre dos seres, siempre se acompañaron, se respetaron, se apoyaron y se amaron infinitamente, mi abuelita era una gran mujer, era muy segura, inteligente, noble, dedicada a su familia y súper amorosa, y mi abuelo era el hombre más trabajador, sabio,  gracioso y dulce del mundo, le encantaba que nos sentáramos a escuchar sus historias que eran realmente fascinantes, siempre había animales extraños, criaturas como de otros mundos, y por su puesto él las había vivido todas, así que eran 100 % reales, las contaba con tanta seguridad y detalles que todavía creo que tal vez unas cuantas si lo eran.

 Ir a ver a los abuelos en las vacaciones del colegio era lo más mágico del mundo, la comida era deliciosa porque la abuela tenía una sazón increíble, y cómo vivían en el campo era maravilloso estar descalza corriendo por el prado, ver las vacas y los caballos por todos lados, escuchar los gallos en la mañana y los grillos en la noche, desde que amanecía era una aventura, corríamos sin parar, nos subíamos a todos los árboles, comíamos muchas frutas, nos bañábamos en el río y en  lo único en lo que pensábamos era en divertirnos, lo demás pasaba a un segundo plano, así fue por un tiempo, hasta que mi abuelito empezó a enfermar, las cosas cambiaron, las citas médicas aumentaron, él cada día se veía más débil y la familia cada vez más preocupada y triste, el abuelo murió rodeado de sus seres queridos a los  95 años, fue uno de los momentos más duros para todos, y la abuelita… la abuelita ya no era ella sin mi abuelo, se había ido su otra mitad, el amor de su vida, su viejo como lo decía, a los 3 años de la muerte del abuelo, murió la abuela, una noche antes, ella soñó con el abuelo, estaba feliz porque en su sueño lo veía hermoso, con su cabello blanco, su carita redonda y rosada, todos ese día acompañamos su felicidad, sin saber que al día siguiente se encontrarían de nuevo, hace 13 años volvieron  a ser uno solo, hace 13 años volvieron amarse como a los 40 y 20.

5 respuestas a “40 y 20.”

  1. Que hermoso relato, tus abuelos fueron muy afortunados, un amor así no se da con tanta frecuencia. Ustedes los disfrutaron, eso es maravilloso, tus palabras me emocionaron tanto, me hiciste recordar a los míos, con otras edades. Escribiste desde tu corazón.
    Gracias por compartir, Verónica.
    Linda y bendecida noche.
    Elvira

    Le gusta a 2 personas

    1. Gracias Elvira, cuando el abuelito murió yo tenía 12 años me hubiera encantado poder presenciar ese amor tan genuino entre esos dos seres tan maravillosos durante más tiempo, ellos fueron muy afortunados de tenerse y nosotros de tenerlos.
      Feliz día.

      Le gusta a 2 personas

      1. Gracias a ti, Verónica.
        Que pena me da, estabas muy pequeña. Así es, estoy segura que desde el cielo te miran orgullosos de ti. Felicidades por tu relato tan lindo.
        Lindo y bendecido día.

        Le gusta a 1 persona

  2. Coincido con los comentarios de Elvira. Gracias, Verónica. Precioso

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias Mol, me alegra mucho que te guste, Bonito día para ti.

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: