No digas nada.

No digas nada, solo guarda silencio y déjame sentir que solo existe este momento, que solo somos tú y yo, pero no digas nada, no rompas el silencio tan grato, tan perfecto, tan majestuoso, solo… Solo mírame, mírame y hazme sentir con tu mirada la fuerza de tu alma, solo mírame y reconstruye los fragmentos rotos que dejo la tormenta, pero no digas nada, solo aguada silencio, y deja que el rocío de la mañana sea como suaves caricias que se encarguen de tejer nuevos sueños, nuevos recuerdos, pero no digas nada, solo guarda silencio y déjame vivirte…

3 respuestas a “No digas nada.”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: