Toma mi mano…

Toma mi mano y no la sueltes por más fuerte que sea la tormenta, por más agitadas que se vean las olas del mar o por más oscuro que se torne el cielo, ven, toma mi mano y déjame ser en quien te apoyes cuando tus piernas flaqueen, quien te sujete fuerte cuando sientas que te hace falta el aliento, déjame ser tu tranquilidad en el caos, tu puerta de salida y tú, tú se la fuerza que necesito cuando esté a punto de perder la batalla, sé esa voz de aliento cuando sea necesario, y ese apoyo en el silencio cuando haga falta, ven, toma mi mano y disfrutemos junto de los sabores de la vida, de esos sabores dulces que nos hagan explotar de felicidad y de los amargos que nos hagan llorar sin tregua, ven, toma mi mano y no la sueltes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: